Hace poco nos enteramos que una sobrina de mi esposo va a ser mamá de una nena y me pareció una excelente ocasión para tejerle este precioso vestido: el Little White Dress de Sarah Cooper.

 
Decidí tejerlo con una aguja de 4,5 mm para que el tamaño quede de 1 a 3 meses. Inspirada en una de mis frutas favoritas para comer en verano, la sandía, elegí los colores: coral, blanco y verde manzana. Desde el comienzo de la prenda hasta la hilera 15 utilicé el primer color, y en las últimas dos, los otros dos colores respectivamente.

El diseño del vestido se basa en hileras del punto abanico (una x cantidad de varetas o dobles varetas con una cadenita que las separa).

Al llegar a la hilera 16 cambié por el color blanco y en la 17, por el color verde manzana:

En el caso de querer cambiar de color en las últimas hileras, les recomiendo el tutorial de Tamara Kelly del sitio Moogly en el que explica cómo unir un nuevo color utilizando la técnica del standing single crochet: de esta manera en vez de unir el nuevo color tejiendo un punto raso y una cadenita para subir, se teje este punto que es muy sencillo y ofrece una terminación mucho más prolija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
12 ⁄ 3 =