Manta ondulada de bebé

Tejer una manta ondulada siempre es un desafío: por la cantidad de puntos que se colocan, por los colores que se eligen, porque no me queda la “ondulación” como me lo esperaba. Según el patrón que uno elija, se le va a indicar la cantidad de puntos a colocar. Pero, si yo no tengo un patrón y quiero tejer una manta ondulada, ¿cómo puedo hacer?
Después de haber hecho varias y de haber leídos varios patrones, me encontré con una cuenta que ayuda a poder realizar un diseño ondulado: 12 + 3. Esto quiere decir que cada “ondulación” va a estar compuesta por 12 cadenitas mas 3 cadenitas que equivalen a la primera vareta tejida. O sea que si quiero realizar un hilera que quede con esta forma tengo que pensar en grupos de 12 cadenitas mas 3 cadenitas para subir.

Hace unas semanas una compañera de trabajo, que está embarazada, me encargó que le tejiera varias cositas para su bebé, y entre ellas, me pidió una manta ondulada: ella quería que tuviera como color preponderante el verde manzana y decidí combinarla con un amarillo y un celeste suave. Teniendo en cuenta el cálculo anterior, hice una pequeña muestra para saber cuántos cadenitas tenía que colocar en la primera hilera. Los 36 puntos tejidos con lana acrílica Súper Bebé de Cisne y una aguja 3.5 mm equivalen a 20 cm. Para una manta de un metro, tenía que tejer 180 cadenitas de inicio ( se realiza un cálculo de regla de 3 simple: si 20 cm equivalen a 36 puntos, 100 cm = x).

Al momento de realizar este patrón, es interesante tener en cuenta la imagen de alguien que sube y baja de una montaña y llega a un valle, como para tener la imagen mental de cómo tiene que quedar. Les detallo la explicación del patrón y les agrego una imagen que les puede ayudar a seguirla: 

  • Tejí 36 cadenitas mas 3 cadenitas para subir (12 + 12 + 12 + 3). Busqué la 4ta cadenita y tejí 1 vareta en ese mismo lugar y en las tres cadenitas siguientes (voy bajando de la montaña). Luego tejí una vareta en los dos puntos siguientes y las cerré juntas. Repetí esto en las dos cadenitas siguientes (llegué al valle). Tejí una vareta en las tres cadenitas siguientes (subo la montaña). Realicé dos varetas en la siguiente cadenita. Lo repito en la siguiente cadenita (llegué a la cima). De esta manera se realiza la primera parte del zigzag. El tejer dos varetas cerradas juntas y dos varetas en el mismo punto hacen que el efecto de la ondulación sea más suave. 

En el diagrama, se especifican las primeras tres hileras que se repiten continuamente. Es importante contar y ver si se está siguiendo el patrón correctamente.

Además, para darle un efecto de más movimiento, todas las varetas las realicé tomando solamente el hilo de atrás de la parte superior de la vareta, en vez de tomar las dos. 

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.