Pullover tejido a dos agujas en una sola pieza (Flax Pullover)

El Flax Pullover del sitio Tin Can Knit  es ideal para aquellas personas que, como yo, somos principiantes en la técnica de tejido a dos agujas. El patrón es muy  fácil de seguir (las instrucciones son muy claras) y, a su vez, el sitio tiene un apartado llamado Let’s knit a sweater (la traducción sería “vamos a tejer un sweater”) en el que van a encontrar una explicación más minuciosa acerca de cómo tejer esta prenda. 

El patrón incluye 7 medidas para niños (desde bebés de 0 a 6 meses hasta niños de 8 a 10 años) y 10 para adultos (desde el XS hasta el 4XL). A su vez, se incluyen medidas para tener en cuenta como el largo de la manga, la circunferencia del pecho, el largo desde la sisa hasta el dobladillo, el ancho del brazo, y la cantidad de yardas de lana necesarias (con la ayuda de un conversor lo podemos pasar a cm).

Esta prenda se teje con agujas circulares de 40 cm de largo de 4.0 mm (para el cuello, los puños y el dobladillo inferior) y  de 80 cm de largo de 5.0 mm (para el cuerpo y las mangas). También, es necesario tener a mano marcadores de puntos y unos centímetros de lana de otro color para dejar en suspensión los puntos de la manga.

Tin Can Knit ofrece una versión para tejer este mismo pullover con lana/hilo más finito: Flax Light. Ésta se teje con aguja de 2.75 mm y 3.75 mm y está adaptados para las mismas medidas que presenta el modelo Flax.

Como pueden ver en las imágenes, el pullover se tejer desde el cuello hacia abajo con una manga raglán que permite ampliar la parte superior de la prenda en las vueltas impares hasta que se tiene una cantidad determinada de puntos en las agujas: la costura que queda tejida es muy prolija y delicada. Los marcadores de puntos se colocan en la mitad del raglán para que uno sepa en lugar en el que tiene que hacer los aumentos (uno antes y unos después del marcador).

A su vez, en las mangas se realiza una cantidad de puntos del revés que da ese efecto ondulado o acanalado en el tejido. La autora del patrón recomienda, que si a uno le cuesta identificar este sector de la prenda, se pueden colocar unos marcadores de puntos a ambos lados para tener presente qué puntos hay que tejer de esta manera.

Una vez que se termina la parte superior del pullover, se continúa con el cuerpo: se dejan los puntos de la manga en suspensión (se enhebra una aguja con un hijo largo y se pasan todos los puntos). En este punto, se pueden quitar los marcadores de puntos, salvo el que indica dónde comienza la vuelta. Se teje en redondo con la aguja más grande hasta llegar a la altura del dobladillo. Se cambia por la aguja más pequeña, se teje el elástico o dobladillo con el mismo punto del cuello (un punto por delante, un punto por detrás) y al llegar a la altura deseada (2,5 cm para los niños y 3,81 para los adultos).

Una vez que se termina el cuerpo y se cierran los puntos de la parte inferior, se vuelven a colocar los puntos de la manga en la aguja de 5.0 mm. A mí me resultó más cómodo utilizar la aguja de 40 cm para realizarla: se puede implementar la técnica de magic loop. Se teje en redondo como el resto de la prenda, respetando las vueltas en la que una determinada cantidad de puntos se tejen del revés. Según el tamaño que se elija tejer, se realizan una determinada cantidad de disminuciones antes de tejer el puño. Para tejerlo, se necesita cambiar por las agujas 4.0. Se teje el mismo largo que para el dobladillo del pullover. 

Decidí tejer el tamaño 2 a 4 años para uno de mis hijos. Este pullover se puede tejer con uno o más colores. Espero que se animen a tejerlo y que puedan realizar algunos antes de la llegada de los primeros fríos.