24 Abr

Chal tejido a dos agujas

Mi abuela cumplió 95 años y quise tejerle algo para su cumpleaños. Como estaba medio corta de tiempo para poder tejerle una manta, decidí tejerle un chal a dos agujas. Justamente, en uno de los tantos grupos que formo parte en Facebook, compartieron un hermoso chal tejido a dos agujas que es ideal para principantes. Se llama River Fog Shawl, la autora es Melanie Bernard y se puede descargar en el sitio de Ravelry (es un patrón gratis). 

Lo tejí con agujas circulares de 4.5 mm de 80 cm de largo, dos marcadores de puntos y  lana acrílica de color violeta. Utlicé aproximadamente unos 230 gramos de lana. El patrón es muy fácil de seguir ya que se repiten una x cantidad de vueltas, tanto en los aumentos como en las disminuciones. Si se distraen con facilidad, les recomiendo utilizar un cuenta vueltas.

Una vez que lo terminé de tejer, decidí, por primera vez, encuadrar o moldear la pieza para que quede lo más derecha posible: tomé una batea, le puse agua fría hasta la mitad con un chorrito de jabón para ropa fina. Moví un poco el agua, coloqué la prenda, la remojé y moví durante unos minutos. Saqué el chal, lo escurrí sin torsionar para sacarle la mayor cantidad de agua, lo coloqué sobre un toallón y con otro lo fui secando la pieza. Luego, estiré el chal sobre unos cuadrados de goma eva y lo pinché con unos alfileres para que no se moviera. Lo ideal es colocar las piezas en un lugar donde no se las mueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
21 ⁄ 7 =