Mitones tejidos con agujas de doble punta

Hace unos días incursioné en el uso de las agujas de doble punta. Tenía varios patrones guardados en los que era necesario usar estas agujas por la cantidad de puntos utilizados. Vi algunos tutoriales para ver cómo se utilizaban y decidí lanzarme a la aventura. 

En YouTube hay muchísimos tutoriales que explican y dan un montón de consejos útiles que permiten llevar adelante esta técnica, no sin algunos traspiés en el camino del aprendizaje. Aquí les voy a enumerar algunos de los que me ayudaron a mí (pueden encontrar muchos más, todos estos están en inglés): New Stitch a Day, Very Pink Knits, CreatiKnit, Studio Knit, y Sheep & Stitch. Aunque parezca algo obvio, es muy importante prestar atención a los materiales que se necesitan (tamaño de agujas, grosor de la lana o hilo) ya que en un principio cuesta un poco trabajar con varias agujas al mismo tiempo. 

Como por el momento sólo tengo agujas de doble punta 4.0 y 5.0 (próximamente recibiré números más grande y más pequeños), decidí tejer un par de mitones que se acomodaban a este tamaño de agujas: The World’s Simplest Mitten de Tin Can Knit. Las autoras de este sitio no sólo hacen patrones muy fáciles de seguir sino que la mayoría están acompañados de un tutorial que ayuda a clarificar dudas que puedan surgir.

Tomé dos madejas para transformarlas en lana gruesa (bulky como detalla el patrón) y empecé a tejer: según el grosor de la lana que uno tenga y el tamaño de aguja hay distintas explicaciones. Tejí bastante apretado (suelo tejer flojo) para evitar que se produjera lo que en inglés se llama laddering: se produce un pequeño “surco” en el lugar donde se produce la unión entre el primer punto de una aguja y otra. Para evitar esto, es necesario dar un pequeño tirón al cerrar el punto, de esta manera se disminuye la apertura o el surco que se puede producir si esto no se realiza. En los primeros mitones que tejí, los de color azul, se nota un poco esto porque sin querer estaba tejiendo del revés. Cosas que uno va aprendiendo a medida que va tejiendo. Aquí les comparto una foto para que puedan ver lo que les indico: se puede observar un pequeño surco que va desde el punto hasta casi la punta del mitón.

Creo que debido a este problema de tensión, los primeros guantes que tejí me quedaron distintos. El que está a la izquierda, en la foto, fue el primero que tejí y es un poco más ancho que el que está a la derecha, que no tiene este surco o efecto de laddering:

Una de las partes que me costó más fueron las disminuciones, por los pocos puntos en la aguja: se dificulta un poco esta tarea. Es difícil pero no imposible. Además, estos mitones se realizan rápidamente. Sólo es cuestión de animarse.

Aquí les dejo fotos de el segundo par de mitones que tejí, mucho más prolijos y parejos. Mis hijos van a tener las manos abrigadas en este invierno y eso me hace muy feliz.