20 Abr

Pullover con ovejitas

En este verano 2018 traté de tejer lo más que pude. Me fui de vacaciones con varios ovillos como para no aburrirme y tener distintas opciones de proyecto. Éste es uno de los trabajos más lindos que realicé: es una combinación de dos patrones: Shetland Wool Week free pattern, para las ovejas, y Heartstring que se encuentra en la colección de patrones Heart on my Sleeve

Es la primera vez que tejo utilizando la técnica que inglés se conoce como Fair Isle  (les comparto un video tutorial de Staci de VeryPink Knits que explica con mucha claridad la técnica y es fácil de seguir: les recomiendo que sigan su canal de YouTube, ella es excelente) o Stranded knitting donde se utilizan dos o más colores en la misma hilera. Aunque es una técnica fácil de seguir, demanda atención ya que si uno confunde colores o cantidad de puntos a tejer, el diseño queda alterado y es necesario destejer.

Para que la prenda quede tejida prolijamente tanto del derecho como del revés es necesario tener en cuenta dos aspectos que considero básicos. En primer lugar, seleccionar cuál de los colores va a ser el principal; y en segundo lugar, observar si en el patrón hay espacios de separación de varios puntos entre un color y el otro (o sea, tener que tejer cinco puntos con el color principal antes de pasar al secundario).

Con respecto al primer punto, es importante establecer cuál va a ser el color principal y cuál el secundario en la hilera que se esté trabajando. Podemos tejer con un color y dejar el otro color “en el aire”, o podemos tomar un color con una mano y el otro con la otra. En mi caso, tomé el color principal con la mano izquierda, ya que preferí utilizar el estilo continental para los tramos más largos, esto evita el cansancio (al tejer en redondo y al derecho es una técnica que evita la fatiga muscular).

En segundo lugar, es necesario establecer la prioridad de los colores ya que vamos a tener que pasar un color por encima del otro para poder así cambiar de color en la misma hilera. El canal Knit Purl Hunter comparte una técnica sencilla de llevar a cabo para el cambio de colores, en este link les dejo el tutorial (este es otro canal para seguir). De esta manera, acortamos los espacios que quedan entre los colores y evitamos enganchar el tejido al momento de ponernos la prenda.

La colección de pullovers Heart on my Sleeve te enseña a tejerlos de abajo hacia arriba sin costuras. Uno puede tejer primero el cuerpo o las mangas, hasta un determinado punto, y luego se unen las tres piezas para obtener un pullover completo. La colección presenta distintos diseños de la parte superior, uno mas lindo que el otro, y para distintos tamaños, desde niños hasta adultos.

El primer pullover lo tejí mezclando distintos grosores de lana (no lo recomiendo). El problema no es tejer con distintos grosores, sino combinarlos en la misma hilera: el más grueso se “pierde” si se tejen pocos puntos entre un color y otro. Utilicé la lana Bebé de Cisne para los colores celeste y verde manzana; y la Rendidora también de Cisne para los colores negro y blanco. También, le agregué una “piedritas” de color marrón.

En la tercera imagen, unas cinco hileras por encima de las ovejas, pueden observar como el punto tejido con lana de grosor medio blanco se pierde entre los puntos tejidos con la lana celeste finita.

Ahora, les voy a compartir imágenes del segundo pullover que tejí utilizando el mismo patrón pero tejiéndolo con lana del mismo grosor (merino sedificada de Moussa Lanas). Se puede ver la diferencia: ningún punto se “pierde”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
17 + 11 =